Cuba, ONU

Acciones israelíes y estadounidenses en Palestina y los territorios árabes ocupados acrecientan inestabilidad en la región.

La Habana, 3 de diciembre de 2019.-  Cuba intervino este martes ante el plenario de las Naciones Unidas, durante el debate de los temas 34 y 35 de la agenda,  La Cuestión Palestina y La Situación en el Medio Oriente, respectivamente.

El representante cubano, Embajador Humberto Rivero Rosario, recordó que lamentablemente la cuestión de Palestina y la situación del Medio Oriente han sido asuntos sobre los cuales las Naciones Unidas no han podido alcanzar una solución justa ni adoptar medidas para poner fin de inmediato y por completo a la ocupación ilegal israelí del territorio palestino y otros territorios árabes. Ilustró como Israel ha impulsado la expansión de los asentamientos ocupados y ha amenazado con anexar los territorios palestinos del Valle del Jordán en Cisjordania y de Jerusalén Oriental.

El diplomático de la isla, expresó el rechazo de Cuba a las recientes medidas unilaterales de Washington, cuales no solo socavan la solución de dos Estados, que es la única solución viable y realista para el conflicto israelo-palestino, sino que también agravan la situación en la región, a saber: reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y el  establecimiento de la representación diplomática estadounidense en la misma; la retirada del apoyo financiero al Organismo de Obras Públicas y Socorro para los Refugiados Palestinos en el Medio Oriente; la declaración del Secretario de Estado de Estados Unidos del pasado 18 de noviembre de 2019, por la cual se indica que los asentamientos israelíes en Cisjordania no violan el derecho internacional; y la decisión de reconocer el Golán sirio ocupado como territorio de Israel.

Agregó que todas y cada una de estas acciones de Washington, violan el derecho internacional, la Carta de la ONU y las resoluciones adoptadas por las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, entre otros. Ello, sumado a la decisión de Israel de no renovar el mandato de la Presencia Internacional Temporal en Hebrón, en abierto incumplimiento de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, los Acuerdos de Oslo II y el Derecho Internacional, y a la creciente hostilidad contra la República Islámica de Irán; conducen a una escalada de inestabilidad en el Medio Oriente.

Rivero Rosario, demandó una vez más el respeto al multilateralismo, el fin de los dobles raseros y el cese de la injerencia en los asuntos internos, la agresión extranjera, el tráfico ilícito de armas y el patrocinio a grupos terroristas en la región del Medio Oriente. Llamó al Consejo de Seguridad a exigir el fin inmediato de la ocupación de los territorios palestinos y otros territorios árabes y de las políticas agresivas y prácticas colonizadoras de Israel, en cumplimiento de las resoluciones sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina, particularmente la resolución 2334 (2016).

Información relacionada :

Intervención de la delegación de Cuba ante el plenario de la 74 AGNU en los temas 34 y 35 la cuestión palestina y sobre la situación en el Medio Oriente, Nueva York, 3 de diciembre de 2019.

Señor Presidente:

Deseo ante todo trasladar el reconocimiento de nuestra delegación a la excelente conducción del Presidente del Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, Embajador Cheikh Niang, de los trabajos del Comité durante este año 2019.

Deseamos asimismo reconocer los útiles informes presentados por el Secretario General, los cuales brindan una importante información sobre los temas en consideración.

Con nuestra intervención me referiré tanto al tema 55 sobre La cuestión palestina, como al tema 34: La situación en el Medio Oriente.

La cuestión de Palestina y la situación del Medio Oriente han sido asuntos sobre los cuales, lamentablemente, las Naciones Unidas no han podido alcanzar una solución justa y adoptar medidas para poner fin de inmediato y por completo a la ocupación ilegal israelí del territorio palestino y otros territorios árabes. Israel, impunemente, ha impulsado la expansión de los asentamientos ocupados y ha amenazado con anexar los territorios palestinos del Valle del Jordán en Cisjordania y de Jerusalén Oriental. Estas nuevas acciones resultan graves y preocupantes.

Como lo hemos expresado, Cuba condena la ocupación israelí del territorio palestino, todas las políticas, prácticas y medidas ilegales y colonizadoras, incluido la construcción y expansión de asentamientos israelíes en el territorio palestino ocupado, las demoliciones punitivas, las incautaciones de estructuras palestinas por parte de las autoridades israelíes, el desplazamiento forzoso de cientos de civiles palestinos, el bloqueo de la Franja de Gaza; así como el incremento de la violencia y el uso de la fuerza de manera indiscriminada y desproporcionada contra civiles palestinos, en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional Humanitario.

Es preocupante la decisión de Israel de no renovar el mandato de la Presencia Internacional Temporal en Hebrón, en abierto incumplimiento de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, los Acuerdos de Oslo II y el Derecho Internacional.

Llamamos una vez más al Consejo de Seguridad a exigir el fin inmediato de la ocupación de los territorios palestinos y de las políticas agresivas y prácticas colonizadoras de Israel, en cumplimiento de las resoluciones sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina, particularmente la resolución 2334 (2016).

Es inaceptable que el Consejo de Seguridad ni siquiera haya condenado la escalada de violencia y los trágicos acontecimientos ocurridos en la Franja de Gaza, desde el 30 de marzo de 2018. La obstrucción reiterada de los Estados Unidos, cómplice de la ocupación y agresión de Israel, está sumiendo a este órgano en el descrédito.

La comunidad internacional no puede permanecer en silencio. Se debe salvaguardar la paz y la seguridad internacionales y exigir el cumplimiento de Israel con el derecho internacional, incluido el derecho humanitario y con todas las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad, incluida la resolución 2334 (2016).

Señor Presidente:

Ratificamos nuestro apoyo irrestricto a una solución amplia, justa y duradera para el conflicto israelo-palestino, que permita al pueblo palestino ejercer el derecho a la libre determinación y disponer de un Estado independiente y soberano en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, y garantice el derecho al retorno de los refugiados.

Expresamos al gobierno y al pueblo palestino nuestra invariable solidaridad y el respaldo al ingreso de Palestina como miembro pleno de las Naciones Unidas. Respaldamos el llamamiento realizado nuevamente por el Presidente del Estado de Palestina de convocar una conferencia internacional de paz.

Rechazamos la acción unilateral del gobierno de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y de establecer su representación diplomática en esa ciudad, irrespetando su estatuto histórico. Denunciamos la retirada del apoyo financiero al Organismo de Obras Públicas y Socorro para los Refugiados Palestinos en el Medio Oriente, así como todas las medidas unilaterales y los intentos de socavar la solución de dos Estados, que es la única solución viable y realista para el conflicto israelo-palestino.

No puede menos que sorprender la más reciente declaración del Secretario de Estado de Estados Unidos del pasado 18 de noviembre de 2019, por la cual se indica que los asentamientos israelíes en Cisjordania no violan el derecho internacional. Cuba rechaza tales declaraciones que violan el derecho internacional, la Carta de la ONU y las resoluciones adoptadas por las Naciones Unidas y por el Consejo de Seguridad, entre otros.

De igual forma, reiteramos el rechazo al llamado “pacto del siglo”, elaborado por el actual gobierno estadounidense, en el que no se contempla la creación de un Estado palestino, desconociendo la solución de dos Estados, que ha contado con el respaldo histórico de Naciones Unidas, el Movimiento de Países no Alineados, la Liga Árabe, la OIC y otros actores internacionales.

Señor Presidente:

Una vez más reiteramos nuestra demanda al respeto al multilateralismo, el fin de los dobles raseros y el cese de la injerencia en los asuntos internos, la agresión extranjera, el tráfico ilícito de armas y el patrocinio a grupos terroristas en la región.

Reiteramos nuestra más enérgica condena a la decisión del gobierno de Estados Unidos de reconocer el Golán sirio ocupado como territorio de Israel, lo cual constituye una grave y flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, en particular la resolución 497 de 1981.

Esta maniobra de Washington, que vulnera los intereses legítimos del pueblo sirio y de las naciones árabes e islámicas, puede acarrear graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente e incrementará aún más las tensiones en esta volátil región.

Continuaremos respaldando la exigencia del Gobierno de la República Árabe Siria de recuperar los Altos del Golán, y reclamamos una vez más la retirada total e incondicional de Israel del Golán sirio y de todos los territorios árabes ocupados.

Señor Presidente:

Expresamos el más firme rechazo a la aplicación de nuevas, arbitrarias e injustas medidas económicas coercitivas unilaterales anunciadas por el gobierno de los Estados Unidos contra la República Islámica de Irán. La retirada de los Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto sobre el programa nuclear, el aumento de las sanciones unilaterales y la amenaza militar contra la República Islámica de Irán, conducen a una escalada de inestabilidad en el Medio Oriente.

Condenamos los ataques contra las dos instalaciones petroleras en el Reino de Arabia Saudita.

Reiteramos nuestro llamado a la contención y a actuar con moderación para evitar la inestabilidad y los conflictos en la región del Medio Oriente. Exigimos que el Consejo de Seguridad cumpla la responsabilidad que le otorga la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.
Muchas gracias.

(Cubaminrex- Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Fuente

Etiquetas