Ceremonia de Ofrenda Floral ante el busto de José Martí, en la sede de la Cancillería de Guatemala.

Ciudad Guatemala, 22 de enero de 2013. Con motivo del 160 Aniversario del natalicio de José Martí, El Embajador de Cuba, Roberto Blanco Domínguez y la Viceministra Blanca Rita Claverie, en representación de la Misión Diplomática de Cuba y del Ministerio de Relaciones Exteriores respectivamente, depositaron una ofrenda floral ante el busto del apóstol,  en la sede de la Cancillería de este hermano país.  

Esta actividad, la primera de varias que tiene concebida la Embajada desarrollar en el transcurso de esta semana y hasta el día 28 para homenajear al Maestro, estuvo presidida por el Embajador cubano, Licenciado Roberto Blanco Domínguez, y por los Viceministros de Exteriores Héctor Iván Espinosa Farfán y Blanca Rita Claverie. Nos acompañaron además , Embajadores del Cuerpo Diplomático acreditado, otros Embajadores y Funcionarios de la Cancillería,  funcionarios de la Embajada de Cuba, una representación  de la Cooperación Médica y Educativa cubana, junto a otros invitados.

Las palabras iniciales estuvieron a cargo del Embajador, quien expresó:  

Nos reunimos hoy, ante el busto del Apóstol José Martí que guarda la Cancillería guatemalteca, para que en este insigne lugar y en este hermano país, de quien tanto cariño, amor y refugio recibió, brindó nuestro Héroe Nacional, para conmemorar el 160 Aniversario de su nacimiento.

En este Aniversario cerrado de su natalicio, en nuestro país, la UNICEF de conjunto con la Asociación “José Martí” de Cuba, celebrará en La Habana del 28 al 30 de enero, con la presencia de más de 500 estudiosos del pensamiento del apóstol, entre ellos varios ex jefes de Estado, la Conferencia sobre el Equilibrio del Mundo, basada en el pensamiento político, filosófico y humanista del Apóstol y su dimensión que, como el más universal de todos los cubanos, trascendiera más allá, no sólo de las fronteras de nuestra amada patria, sino de nuestra querida América, a la cual definió como una sola, desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Esta visión integracionista reflejada en su artículo “Nuestra América” también se pondrá de manifiesto una vez más en la próxima reunión del CELAC, cuando en los próximos días los Jefes de Estado de América Latina y el Caribe se reúnan en la Capital Chilena para pasar balance a la labor realizada por esta Organización, traspasar el mandato de la Secretaria Pro- Tempore de esta Organización a nuestro país y como un todo en filas unidos, celebrar por primera vez la Cumbre CELAC- Unión Europea.

Martí, testigo y cronista de su época, dotado de un sustento ético admirable, conoció de cerca los rejuegos imperiales y avizoró el interés geopolítico camuflado por los discursos integracionistas de Estados Unidos respecto a América Latina y el Caribe. “De raíz hay que ver a los pueblos, que llevan sus raíces donde se las ve, para no tener a maravilla estas mudanzas en apariencias súbitas, y esta cohabitación de las virtudes eminentes y las dotes rapaces”, alertó, en el ámbito del Congreso Internacional de Washington  (1889).

Para él ningún asunto requirió más sensatez, ni obligó a más vigilancia, examen claro y minucioso, después de la ruptura con la metrópoli española, que los cantos de sirena de un país “potente, repleto de productos invendibles, y determinado a extender sus dominios en América”.

Sus reflexiones frente a ese acontecimiento reflejan una comprensión cabal de la coyuntura histórica y de la vulnerabilidad de las repúblicas del sur, en medio de las aspiraciones hegemónicas de ambos polos de poder.

“Cuando un pueblo rapaz de raíz, criado en la esperanza y certidumbre de la posesión del continente, llega a serlo, con la espuela de los celos de Europa y de su ambición de pueblo universal….., urge ponerle cuantos frenos se puedan fraguar, con el pudor de las ideas”, advirtió.

Es en esta Guatemala a la que tanto amó y nos enseñó a querer donde por su amplia cultura ejerció por primera vez el Magisterio y donde enunciara esa histórica frase que como una guía encabeza la escuela normal de Guatemala “Y me hice maestro que es hacerme creador”.

Y como dijera el Dr. Armando Hart; para comprender y asumir el contenido y alcance de la cultura representada por José Martí es necesario tomar en cuenta que la misma constituye la síntesis de dos siglos de historia de las ideas cubanas, proyectada en nuestra centuria como el más elevado pensamiento filosófico, económico, político y social del hemisferio Occidental, es decir, lo que la Europa culta llamó Nuevo Mundo.

El pensamiento martiano y su articulación definitiva con el ideal socialista, con la obra de la Revolución, con la generación del Centenario que encabezara el Líder Histórico de la Revolución, el Comandante en Jefe Fidel Castro, constituyen signos indelebles de nuestra nacionalidad, de nuestro patriotismo y de nuestro internacionalismo.

Culminó su intervención con emotivos:

¡Qué viva la eterna amistad entre Cuba y Guatemala!

¡Que vivan Fidel y Raúl!

¡Libertad para los Cinco Héroes!

¡Gloria eterna al Apóstol!

Por su parte, la Embajadora Claverie evocó el paso de Martí por este país, donde como él mismo confesó se hizo maestro.

En sus sentidas palabras, la alta funcionaria destacó que el Héroe Nacional de Cuba no solo fue narrador y poeta, sino también un político que supo tomar el fusil y morir en combate por la independencia de su amada Patria.

Recordó, asimismo, que Martí como adolescente sufrió presidio político en su isla caribeña y fue desterrado, vivió en varios países, entre ellos Guatemala, adonde llegó el 26 de marzo de 1877.

Con solo 24 años, al Maestro lo designaron en la Universidad de Guatemala como catedrático de Literatura francesa, inglesa, italiana y alemana y de Historia de la Filosofía en 1877.

Admirado por la cultura de esta nación centroamericana tomó notas para su libro Guatemala, el poema Patria y Libertad y la proyectada Revista Guatemalteca, que aunque no llegó a salir, los investigadores de su vida y obra sí han encontrado dos artículos y el programa editorial de la misma.(Cubaminrex/Embacuba Guatemala)