Cuba, ONU

Cuba apoya uso pacífico de las tecnologías de la información y las comunicaciones

Nueva York, 11 de febrero de 2020.- Cuba participó en la Segunda Sesión Sustantiva del Grupo de Trabajo de composición abierta de la Asamblea General de la ONU sobre avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional, que se celebra en las Naciones Unidas.

El experto cubano Miguel Gutiérrez Rodríguez argumentó que garantizar un ciberespacio útil, provechoso, pacífico, seguro, abierto y cooperativo, que contribuya a la materialización de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el bienestar de todas las naciones, son principios fundamentales que deben guiar los trabajos de este Grupo. Deben implementarse con urgencia, asimismo, normas, reglas y principios de comportamiento que complementen los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, entre ellos, el respeto a la igualdad soberana de los Estados, la integridad territorial, la no intervención en los asuntos internos de los Estados y el no uso o la amenaza del uso de la fuerza.

Los Estados son los principales responsables en la preservación de la paz y la seguridad internacionales en este ámbito, dado su incidencia en el desarrollo e implementación de normativas y políticas. Las cuestiones de políticas públicas de Internet son un derecho soberano de los Estados. Reconoció igualmente la validez de un modelo de gobernanza de internet democrático y participativo, basado en la Carta de la ONU, el derecho internacional y el multilateralismo, donde se incluya a todas las partes interesadas según sus respectivos roles y responsabilidades.

Gutiérrez Rodríguez, quien labora en el Ministerio de Comunicaciones de Cuba, hizo alusión a un grupo de tendencias y amenazas que se observan hoy en torno a las TIC y esbozó como dichas tecnologías no representan una amenaza en sí mismas, sino sus potenciales usos ilícitos que podrían afectar la paz y la seguridad internacionales.

Entre dichas amenazas se encuentran, por ejemplo, el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones como pretexto para el desencadenamiento de guerras, la amenaza o el uso de la fuerza, la subversión y la desestabilización – puso de ejemplo la Fuerza de Tarea de Internet creada por el Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba -; el empleo encubierto e ilegal por individuos, organizaciones y Estados de sistemas informáticos de otras naciones para realizar ataques informáticos en contra de terceros países.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Información relacionada :

Declaración introductoria de la delegación de la República de Cuba. Amenazas reales y potenciales. Segunda sesión sustantiva. Grupo de trabajo de composición abierta de la AGNU sobre avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional. 10 de febrero de 2020.

Señor Presidente:

Agradecemos la celebración de esta segunda sesión sustantiva y la presentación de su documento de trabajo y del proyecto de estructura del componente sustantivo del informe final. Consideramos que constituyen un punto de partida de este histórico proceso, el cual posibilitará guiar las discusiones y avanzar en las negociaciones. Esperamos que el proyecto de informe final se presente en la mayor brevedad.

Agradecemos también el informe de la reunión intersesional informal de múltiples actores.

Deseamos que este Grupo, de conformidad con el mandato otorgado, por consenso y como resultado de un proceso abierto, democrático, transparente, inclusivo, y fundamentalmente, de naturaleza intergubernamental, acuerde principalmente las reglas, normas y principios del comportamiento responsable de los Estados en la esfera de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Consideramos que el proyecto de informe debe tener un enfoque pragmático y operacional en los resultados, con formulaciones que estén orientadas a la acción.

Garantizar un ciberespacio útil, provechoso, pacífico, seguro, abierto y cooperativo, que contribuya a la materialización de los objetivos de la Agenda 2030 y el bienestar de todas las naciones, es el principio fundamental que debe guiar los trabajos de este Grupo. Para ello, se deben diseñar e implementar con urgencia normas, reglas y principios de comportamiento, que complementen los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas: de soberanía, integridad territorial, no intervención en los asuntos internos de los Estados y de abstención del uso o la amenaza del uso de la fuerza.

Con independencia de la participación e implicación de los múltiples actores interesados, debe respetarse la naturaleza intergubernamental de este proceso. Reiteramos que son los Estados los principales responsables de preservar la paz y la seguridad en este ámbito, dado su incidencia en el desarrollo e implementación de normativas y políticas.

Reconocemos la validez de un modelo de gobernanza de internet democrático y participativo, basada en la Carta de la ONU, el derecho internacional y el multilateralismo, donde se incluya a todas las partes interesadas, según sus respectivos roles y responsabilidades. No obstante, enfatizamos que las cuestiones de políticas públicas de Internet son un derecho soberano de los Estados.

Reiteramos el apoyo y la plena cooperación de Cuba durante las sesiones de este Grupo.

Nuestra delegación presentará un documento de trabajo como contribución a las labores del Grupo y su informe final.

Amenazas

Existen tendencias preocupantes en el entorno mundial de las TIC, como lo han reflejado los Grupos de Expertos Gubernamentales de 2010, 2013 y 2015.

Las amenazas tienen una naturaleza cambiante y evolutiva. Las nuevas tecnologías no representan una amenaza en sí mismas, son sus potenciales usos ilícitos los que podrían afectar la paz y la seguridad internacional.

A continuación, haremos mención a un grupo de amenazas que nos gustaría ver reflejadas en el informe final del Grupo:

-    El uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones de forma inconsistente con los objetivos de mantener la paz y la seguridad internacionales.

-    El uso de las TIC como pretexto para el desencadenamiento de la guerra, la amenaza o el uso de la fuerza y como una herramienta para el intervencionismo, la subversión, la desestabilización, como los constituye la Fuerza de Tarea de Internet para Cuba de Estados Unidos.

-    El empleo encubierto e ilegal de las TIC por individuos, organizaciones y Estados, de los sistemas informáticos de otras naciones para realizar ataques informáticos en contra de terceros países, para provocar conflictos internacionales.

-    El uso de las TIC con el fin de convertir el espacio digital y de las telecomunicaciones en un teatro de operaciones militares y los intentos de legitimar, en ese contexto, acciones unilaterales punitivas y de fuerza, incluyendo la aplicación de sanciones e incluso acciones militares, por parte de Estados que aleguen ser víctimas de usos ilícitos de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

-    La falsa atribución de ciberataques de algunos Estados para justificar sus políticas ofensivas hostiles.

-    Las doctrinas militares que establecen el uso de la fuerza como una respuesta legítima ante un ataque cibernético.

-    El establecimiento de una equivalencia entre el uso malicioso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y el Artículo 51 de la Carta de la ONU para justificar la supuesta aplicabilidad en ese contexto, del derecho a la legítima defensa.

-    La utilización de las TIC de forma deliberada para dañar intencionadamente las infraestructuras fundamentales de otros Estados, incluidos los sistemas de información, o dificultar de otro modo la utilización y funcionamiento de las infraestructuras críticas de los Estados.

-    El uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para perpetrar actos terroristas y otras acciones criminales.

-    El uso ilegal de las TIC y las transmisiones radioelectrónicas para incitar y lanzar campañas hacia otro Estado, hecho que contraviene los propósitos y principios de la Carta de la ONU y el Derecho Internacional y las disposiciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

-    El uso de las TIC para la difusión de noticias falsas y la tergiversación de la realidad con fines políticos.

-    La profundización de la brecha digital y de las diferencias de los niveles de capacidad de los Estados, así como la imposición de medidas coercitivas unilaterales, como el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

-    La pluralidad de actores que participan en el ciberespacio sin una participación equitativa de todos los Estados en la gobernanza internacional de Internet que garantice su funcionamiento seguro y estable

Muchas Gracias.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Fuente

Etiquetas